Como preparar el calabacin al horno

El calabacín es una verdura muy nutritiva y sabrosa. Se puede incorporar a muchas comidas y platos, o simplemente comerse al natural. Una forma muy popular de preparar el calabacín es al horno. Esta receta es muy sencilla y seguramente te encantará el resultado. A continuación, encontrarás un paso a paso para preparar un delicioso calabacín al horno.

Paso 1: Preparación de los ingredientes

Lo primero que debes hacer es reunir los ingredientes necesarios para preparar el calabacín al horno. Para esta receta necesitarás calabacín, aceite de oliva, sal, pimienta, ajo en polvo y parmesano. Puedes añadir otros ingredientes según tu gusto.

Paso 2: Preparación del calabacín

Una vez que hayas reunido todos los ingredientes, es el momento de preparar el calabacín. Primero, lava el calabacín bajo agua fría para quitar la suciedad. Luego, corta el calabacín en rodajas finas y colócalas en un recipiente. Añade una cucharada de aceite de oliva, sal, pimienta, ajo en polvo y parmesano. Mezcla bien para que todas las rodajas de calabacín estén bien cubiertas con el condimento.

Paso 3: Hornear el calabacín

Ahora es el momento de hornear el calabacín. Precalienta el horno a 220 °C. Coloca las rodajas de calabacín en una bandeja para hornear y hornea durante 15-20 minutos. Lo ideal es que las rodajas de calabacín estén doradas y crujientes. Retira del horno y deja reposar durante unos minutos antes de servir.

Paso 4: Servir el calabacín al horno

Cuando el calabacín esté listo, puedes servirlo al natural o acompañado con una ensalada o un plato principal. Es una buena opción para servir como aperitivo o como plato principal. Disfruta de tu calabacín al horno.

Otros visitantes también buscan:

Cómo Cocinar Calabacín al Horno: Una Guía Paso a Paso para Cocinar Perfectamente el Calabacín al Horno

Preparación

Comenzamos llevando al calabacín al fregadero para lavarlo con agua fría. Una vez limpio, secarlo con una toalla. A continuación, cortar en rodajas delgadas utilizando un cuchillo afilado. Para finalizar, colocar las rodajas en un plato apto para horno.

Aderezo

Ingredientes: aceite de oliva, sal, albahaca, parmesano, ajo y pimienta. Mezclar los ingredientes en un recipiente hasta lograr una mezcla homogénea. Aplicar la mezcla generada sobre las rodajas de calabacín.

Hornear

Colocar en el horno a una temperatura de 200°C durante 15 minutos. Pasado este tiempo, sacar el plato del horno y dejarlo enfriar unos minutos. El calabacín al horno estará listo para servir.

En conclusión, preparar calabacín al horno es una forma deliciosa de aprovechar esta verdura. La clave está en conseguir una cocción homogénea y evitar que se queme. Para ello, es importante elegir calabacines de tamaño medio y cocinarlos a una temperatura adecuada durante el tiempo justo. También es fundamental no abusar del aceite para que los calabacines queden crujientes sin exceso de grasa. Por último, la mezcla de especias y hierbas aromáticas hará que el plato resulte mucho más sabroso.