Como preparar mortero para revoque grueso

El revoque grueso es un tipo de acabado de paredes interiores y exteriores que se usa para nivelar superficies y proporcionar una capa superficial homogénea. Esta capa está formada por un mortero compuesto por materiales como arena, cemento y agua. Para preparar el mortero necesario para el revoque grueso se deben seguir algunas sencillas instrucciones.

Eligiendo los materiales

El mortero utilizado para el revoque grueso se compone principalmente de dos materiales: arena y cemento. El tipo de arena que se debe usar depende del tipo de revoque grueso y de la superficie a la que se va a aplicar. La arena debe ser limpia y fina, sin partículas ni impurezas. El cemento se usa para endurecer el mortero y asegurar que el revoque grueso tenga una mayor durabilidad. Para determinar la cantidad de arena y cemento necesaria para preparar el mortero, se debe seguir la proporción de 1 parte de cemento por 3 partes de arena.

Mezclando los materiales

Una vez seleccionados los materiales, se debe proceder a mezclarlos. Para ello, se debe colocar la arena en un recipiente grande y agregar el cemento por encima. Una vez se haya agregado el cemento, se debe mezclar con una paleta para incorporarlo de forma homogénea a la arena. Posteriormente, se debe agregar agua poco a poco hasta que el mortero tenga la consistencia deseada. El agua debe añadirse con cuidado para evitar pasarse con la cantidad, ya que un mortero excesivamente húmedo será más difícil de trabajar.

Aplicando el revoque grueso

Una vez el mortero esté listo, se debe comenzar a aplicar el revoque grueso. Se debe empezar por los bordes exteriores de la superficie y trabajar hacia el interior. Para aplicar el mortero se puede usar una espátula de revoque. Esta espátula debe estar bien limpia para evitar la presencia de impurezas en el revoque. El mortero debe aplicarse de manera uniforme y sin dejar huecos. La capa de mortero debe ser lo suficientemente gruesa como para cubrir todas las imperfecciones de la superficie. La cantidad exacta de mortero a aplicar dependerá del tipo de revoque grueso que se esté realizando.

Secado y curado del revoque

Una vez el revoque grueso esté aplicado, el mortero debe secarse para evitar que se deteriore. Para ello, se debe cubrir la superficie con una lona o plástico para evitar la evaporación del agua y dejar secar el revoque durante unas 24 horas. Una vez que haya pasado el tiempo de secado, se debe proceder al curado del revoque. Esto se consigue humedeciendo la superficie varias veces al día durante los siguientes días para evitar que el revoque se seque por completo.

Otros visitantes también buscan:

¿Cuáles son los pasos para preparar una mezcla para revocar?

Revocar es una técnica de construcción que se usa para cubrir superficies con materiales como yeso, cemento y mortero. Aquí hay una guía para preparar una mezcla para revocar.

Materiales necesarios

Los materiales necesarios para preparar una mezcla para revocar incluyen arena, cemento, agua y un recipiente para mezclar. Las cantidades y proporciones de los materiales pueden variar dependiendo de la aplicación, pero el cemento y la arena se deben mezclar en partes iguales.

Mezclando los Materiales

Para preparar una mezcla para revocar, primero mezcle el cemento y la arena en un recipiente. Agregue agua lentamente hasta que los materiales se unan y formen una masa suave. Si la mezcla se vuelve demasiado húmeda, agregue un poco más de cemento y arena para endurecerla.

Dejar Reposar la Mezcla

Una vez que la mezcla esté lista, déjela reposar durante al menos 15 minutos para permitir que los materiales se asienten y se unan. Esto le dará a la mezcla la consistencia y la consistencia deseadas.

Probar la Mezcla

Antes de usar la mezcla para revocar, es importante probarla para asegurarse de que esté lista para su uso. Puede hacer esto extendiendo una pequeña cantidad de mezcla sobre una superficie lisa y verificando si se seca correctamente. Si está demasiado húmedo, agregue un poco más de cemento y arena.

¿Cuál es la proporción óptima de arena y cemento para revocar?

Revocar una pared o una superficie con una mezcla de arena y cemento es una tarea común en la construcción. Para lograr una buena calidad en el revoque es necesario que se mantenga una proporción adecuada entre ambos elementos. Pero, ¿cuál es la proporción óptima de arena y cemento para revocar?

Tipos de revoque

Antes de elegir una proporción óptima para la mezcla, es necesario conocer el tipo de revoque que se necesita. Los hay de distintas clases, desde los más ligeros hasta los más pesados. Estos se clasifican en 3 tipos:

  • Revoque de base: Elaborado con una mezcla de arena y cemento en una proporción de 1:3 (una parte de cemento y 3 de arena).
  • Revoque fino: Está compuesto por una mezcla de arena y cemento en una proporción de 1:2 (una parte de cemento y 2 de arena).
  • Revoque de acabado: Está hecho con una mezcla de arena y cemento en una proporción de 1:1 (una parte de cemento y 1 de arena).

Cantidad de cemento y arena

Una vez elegido el tipo de revoque, es importante conocer la cantidad adecuada de arena y cemento para obtener una buena mezcla. Para ello, es necesario saber la superficie a cubrir y el espesor deseado del revoque. Una vez que se tienen estos datos se puede calcular la cantidad de cemento y arena necesaria. Generalmente se recomienda que para una mezcla de revoque de 1:3 se use de 4,5 a 5,5 bolsas de cemento por cada metro cúbico de arena.

Agregados especiales

En ocasiones, para mejorar la calidad del revoque, se agregan a la mezcla otros elementos como gravilla, cal o polvo de ladrillo. Esto se hace para aumentar la resistencia, la durabilidad y la resistencia al agua. La cantidad de agregados especiales debe ser de un máximo del 10% de la mezcla total.

Como conclusión, se puede decir que preparar mortero para revoque grueso es un proceso relativamente sencillo, siempre y cuando se tomen los cuidados necesarios y se sigan algunos pasos básicos. El material adecuado, una mezcla correcta de arena, cemento y agua, seguida de la aplicación correcta con la herramienta adecuada, son claves para un buen resultado. Una buena preparación del mortero es la clave para una durabilidad y resistencia óptimas del revoque grueso.